por M. Blanes, M. Martínez, A. Romero, F. Fernández, R. López y O. Calvo, AITEX – Textile Research Institute. Alcoi 5 de enero, 2021 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Se describen a continuación las principales consideraciones que tienen diferentes compuestos como biocidas, y la relevancia que han tomado a lo largo de 2020 como potenciales agentes antivirales, teniendo en cuenta, además, las implicaciones referentes a legislación y usos permitidos.

A lo largo de 2020 hemos asistido a la expansión del virus causante de la COVID-19 por todo el mundo, desde que a finales de 2019 se identificasen los primeros casos en China y en el primer trimestre de este año ya se detectase en diferentes países europeos, entre ellos España.
El virus SARS-CoV-2 (Severe Acute Respiratory Syndrome CoronaVirus 2) posee una estructura típica de otros coronavirus, tanto de los que son infectivos en humanos como en animales, presentando una membrana envolvente o doble capa lipídica asociada a glicoproteínas que protege al material genético contenido en su interior. Esta capa lipídica puede desnaturalizarse por acción de la temperatura o al ser atacada por ciertos productos químicos, incluyendo compuestos metálicos [1], lo cual provoca la inactivación del virus anulando su capacidad de unirse a células vivas con las que poder replicar su carga genética.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus