por Francisco Ballesteros Robles, responsable de Formación en Preditec/IRM 15 de marzo, 2016 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

A pesar de la gran relevancia y apariencia simple, la curva P-F sigue siendo una gran desconocida por muchos profesionales del mantenimiento. El correcto conocimiento de la curva P-F es imprescindible para cualquier profesional del mantenimiento, pues, si no se tienen claros estos conceptos, no será posible aplicar las estrategias aconsejadas por el RCM, que son la base para la optimización de los planes de mantenimiento.

El mantenimiento centrado en la fiabilidad o confiabilidad (RCM: Reliability Centered Maintenance) se ha convertido en la forma principal de optimizar los planes de mantenimiento. El RCM tiene como pilar fundamental la estrategia predictiva y aconseja que esta estrategia se aplique siempre que:

1. Existan parámetros indicadores de modos de fallo que sirvan para la supervisión y el diagnóstico predictivo de la máquina.
2. Que el desarrollo del fallo no siga un patrón de desgaste, sino aleatorio.
3. La inversión en la monitorización de la máquina se recupere.

La curva P-F refleja perfectamente cuándo, cómo y, sobre todo, por qué debe aplicarse la estrategia predictiva para la optimización de los planes de mantenimiento.
A pesar de la simplicidad que aparenta la curva P-F, muchos autores han cometido graves errores al interpretarla. En este artículo vamos a comentar los errores más comunes cometidos al presentar la curva P-F.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus